Un chupetero para Mercedes

Si ya decía mi marido que “En casa del herrero, cuchillo de palo”, y es que mi hija Mercedes, una adicta al chupete, utilizaba los chupeteros menos bonitos y actualizados que había por casa.

Que se rompía o descosía, pues ella con el mismo.

Que se ensuciaba, pues ella con el mismo.

Hasta que mi marido, con buen criterio, me dice que cómo se me ocurre estar todo el día haciendo chupeteros para otros niños, y mi propia hija no tiene uno bonito que lucir.

Con toda la razón, me puse en el momento a hacerle uno, eso sí, con su opinión, Mercedes eligió el lazo de jirafas.

Así ha quedado.

editado post

Anuncios